actualidad

"Tartessos" de Adolf Schulten

Hace unos días comentaba en este mismo blog (aquí) mi intención de leer "Tartessos" de Adolf Schulten y por fin he terminado su lectura.  Estoy tomándome mis ratos de relax durante este verano para leer esos libros que me apetece y que durante el curso me cuesta más comenzar debido a obligaciones varias, y está siendo provechoso, llevo ya unos pocos títulos y espero que la lista crezca aún un poco más, pronto comenzará el curso y de nuevo estaré envuelta en la vorágine de las clases, los trabajos, los exámenes y varios proyectos y entonces las lecturas obligatorias llenarán mis ratos libres.





¿Que puedo decir del libro?  Por un lado me ha gustado el estilo narrativo del autor, me ha gustado el análisis que hace de las fuentes diversas que tratan el tema de Tartessos y me ha gustado también el que los textos estuviesen transcritos en sus idiomas originales, lo que me ha ayudado a no olvidar la lectura del latín y el griego, aunque para la traducción no estoy aun preparada puesto que mi nivel aún es muy básico, he disfrutado de las palabras literales de los antiguos escritores.  Por otro lado me ha gustado el poder leer a un "clásico" como tal, sin más pretensiones, disfrutar de la lectura de las letras de un arqueólogo de principios del siglo XX y de su forma de trabajar, aunque no se puede olvidar el hecho de Schulten era un filólogo y por ello se nota que disfruta analizando todos los textos clásicos que trataron el tema de Tartessos de forma directa e indirecta, más que del pico y la pala, al menos en este libro.  

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente descrito pero añadiendo todo lo que ya conocía a cerca del tema he reído con alguno de los capítulos donde llega a conclusiones, muy aptas para los años 20 que es cuando se redacta el libro, pero muy desfasadas hoy en día, incluso hoy diríamos que demasiado aventuradas.  Entre otras la ubicación de la capital, en palabras del autor: "Tartessos debe encontrarse, pues, en las proximidades del establecimiento romano, probablemente algo más al suroeste, al sur de Trigo, y más cerca de Trigo que de Salazar, pues Tartessos estaba seguramente en la parte oriental del terreno aluvial para guarecerse de los temporales del noreste."

Schulten quería emular a Schliemann, él mismo compara su trabajo filológico-arqueológico con el realizado por el descubridor de Troya, y como él pretendía descubrir la antigua ciudad de Tartessos. Él mismo nombra a Shliemann en varias partes de libro, defendiendo de esta forma su propio trabajo sin tener en cuenta las distancias entre uno y otro investigador.

Por ultimo destacar una frase del autor que me ha gustado "Hay, pues, probabilidades de hallar la vieja Tartessos.  Sin duda, la lucha con las altas dunas será una labor hercúlea.  Pero precisamente Hércules, de cuyas hazañas fueron testigos estas tierras, puede enseñarnos que una voluntad esforzada no encuentra nunca obstáculos insuperables." que muchos nos podemos aplicar a nuestra vida cotidiana .  Y lo que me ha hecho mucha "gracia", la última hoja al final del libro, de los editores donde dice "Este libro se terminó de imprimir, por encargo de Editorial Almuzara, el 28 de mayo de 2006.  Tal día como éste, en el 587 aC, un eclipse total de sol puso fin a la guerra entre lidios y medos".

Lo dicho, una lectura curiosa y edificante, llena de textos interesantes pero que gracias al trabajo de investigadores y arqueólogos ha sufrido una revisión.



Tartessos: Contribución a la historia más antigua de Occidente.

Traducción  de Manuel García Morente


  • Tapa blanda (reforzada): 192 páginas
  • Editor: Almuzara; Edición: 1 (1 de junio de 2006)
  • ISBN: 978-84-88586-667

About María Engracia Muñoz-Santos

4 comentarios :

  1. Supongo que es interesante, pero para un "aficionadillo" como yo, probablemente no sea le más adecuado.
    Me ha gustado la frase en negrita, muy acertada.
    Y enhorabuena por tu fantástico blog.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir esta lectura que podríamos llamar "arqueologia literaria", ya que leer a Schulten es sacar del olvido y rescatar los inicios de la arqueología en nuestro país. Como muy bien destacas, el libro estará lleno de anécdotas que a los entusiastas de esta civilización, tan poco conocida todavía tan llena de misterios nos hará pasar un buen rato. Aprovecho para felicitarte por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por visitarme y por dejar el mensaje, me encanta ver que las visitas no son solo un número y tienen nombre. Espero que sigas disfrutando conmigo en mi blog.

      Eliminar
  3. Este libro es una delicia y sostiene todas las bases de lo que fue Tartessos en la antigüedad, calro está con trazo grueso, ahora la arqueología ha señalado cosas en que naturalmente Schulten se equivocó, los medios de la arqueología de los años 1920 no tienennada que ver con la actualidad. Ha sido un acierto la reedición del libro.
    En todo caso el ana´lisis de los textos clásicos es en general muy lúcido, por tanto descalificar globalmente a Schulten como se hace ahora creo que es un desatino. En ninguna publicación moderna arqueologica moderna se cita a Schulten, lo cual considero injusto. Ante tantas incertidumbres como existen todavía sobre Tarteso (observése que desde el congreso de Huelva de 2012, se ha cambiado el nombre) muchas aportaciones de Schulten son tan válidas como otras citas que se dan.
    El gran error de Schulten respecto a buscar Tarteso basándose en la Ora Marítima fue que este texto es confuso, pero sobre todo que el paleoestuario del Guadalquivir es muy distinto a como estaba en el s. VI, en este sentido la aportaciónde F.J. Barragán.
    Del manifiesto del congreso de Huelva
    http://terraeantiqvae.com/group/hispaniaprerromana/forum/topics/tarteso-existio-manifiesto-por-tarteso

    destacaría los diguiente respecto a su territorio y organización:

    "Todo parece indicar que Tarteso, en su período de esplendor (750-550) es un territorio articulado en unidades políticas independientes al modo de ciudades-estado.

    No podemos identificar con certeza esas ciudades, pero se podrían sugerir de oeste a este Onoba (Huelva), Ilipla (Niebla), Spal (Sevilla), Asta Regia, Carmo (Carmona) y, quizá, más al este Corduba (Córdoba) o Ategua. Este espacio coincide con lo que tradicionalmente se ha considerado el Tarteso nuclear. La vieja idea de un territorio político unificado desde el Algarve hasta Cartagena, apoyada en algún texto literario y en la autoridad de Schulten, actualmente está desechada. "

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.