18 sept 2022

¿Sabías que las matronas romanas vistieron trasparencias?

 


¿Sabías que las matronas romanas vistieron trasparencias? 

Sí, sí, así fue, y fue durante el Alto Imperio, al menos allá por finales del siglo I d. C. 

Plinio nos cuenta en dos citas:  

"Los primeros hombres que se conocen son los seres, famosos por el vellón de sus bosques; ellos cardan la parte blanca del follaje después de empaparla en agua, y de esta operación se origina una doble tarea para nuestras mujeres, devanar los hilos y tejerlos de nuevo: con un trabajo tan complicado y en un país tan remoto, se busca que las matronas aparezcan en público con vestidos transparentes." (Plinio Historia Natural VI 20, 24, en Gredos).

Podemos leer varios datos curiosos en este texto: 

Por un lado, que, aunque Plinio habla de vellón esté en un error, probablemente se tratase de algún tipo de muselina de algodón.  Hay autores que piensan que podría tratarse de la seda, pero en este caso Plinio estría en un error al pesar que esta crecía en los árboles.

Por otro, que a Roma no llegaban las telas ya realizadas, sino que eran las propias romanas las que devanaban los hilos y los tejían.

Que esas fibras llegaban desde China.  

Por último, dice que las mujeres vestían en público vestidos transparentes. Realmente dice "ut in publico matrona traluceat" que traducido es "para que la matrona se transparente en público".

Obviamente era un producto muy muy muy caro, solo al alcance de unas pocas mujeres.

Pero este no es el único dato, tenemos uno más, también en Plinio:

"Las depilaciones afeminadas producidas por sus resinas, y hasta el pubis de las mujeres expuestas al público." (Plinio  Historia Natural XXIX 8, 26, trad. mía al castellano desde Loeb).

Así que las mujeres usaban productos para depilarse "sus partes" para luego mostrarlas sin pudor . 

Si ambas actividades se combinaban el efecto debía ser algo perturbador para los romanos más tradicionales.  ¿Dónde quedaba la pudicitia republicana?  

Desde luego, Plinio, apenas sí se perturba en su texto por esa exhibición por parte de matronas hechas y derechas.  Es más, pone mayor énfasis en la dificultad del arte de tejer las fibras y en que llegaban desde lejos. 



13 ago 2022

Un desamor en Pompeya. El grafiti de la Casa de los Amantes.

 En la Casa de los Amantes de Pompeya (I, 10, 11) encontramos un grafito muy sugestivo.



Dice así:


amantes ut apes vita(m) mellita(m) exigunt


Que traducido es:

Los amantes hacen, como las abejas, una vida muy dulce



Pero hay una curiosidad en este grafito, un añadido, una frase que fue grabada debajo:

velle

Que traducido quiere decir:

¡Qué más quisiera yo!


El grafiti fue realizado sobre un pinax (pequeña pintura en la pared), que representa a unos patos sobre un fondo plano.

En una sociedad como la romana, en la que entre los patricios y gente más adinerada los matrimonios muchas veces se pactaban, es curioso leer esta clase de grafitis, que no son privados, sino que se realizan a la vista de todos los habitantes de la domus, más concretamente en el atrio, lugar de visita y público por lo tanto. 

Sin ninguna duda una expresión de sentimientos por parte de una o dos personas.

27 jul 2022

A vueltas con la famosa frase "pan y circo"


Dice Juvenal en su "Sátira" X, 75-80:

"Desde hace tiempo —exactamente desde que no tenemos a quien vender el voto—, este pueblo ha perdido su interés por la política, y si antes concedía mandos, haces, legiones, en fin todo, ahora deja hacer y sólo desea con avidez dos cosas: pan y juegos en el Circo."

Una frase muy utilizada en la actualidad esa de "pan y circo", pero... ¿estamos entendiendo bien lo que Juvenal quería decir? ¿La aplicamos correctamente en la actualidad? Voy a intentar aclarar un poco la expresión porque creo que ha sido una de esas cosas romanas que de tanto sobarlas ha terminado perdiendo todo el significado que tenía en su época.





Comencemos por ver quién era Juvenal, algo muy importante, puesto que contextualizará su texto.  

Juvenal era un poeta romano que vivió a finales del siglo I y principios del siglo II d. C.  Su obra "Sátiras", a la que pertenece la famosa frase, es un conjunto de textos sarcástico, irónico y burlón de su época ¿hasta qué punto puede considerarse crítico con el momento en que vivió?  Pues eso depende no de nosotros sino de él, es decir, que pensar en que está criticando su época y que analicemos de esa forma sus textos puede que sea un poco venturoso.  Sabemos que Juvenal lo que hacía era burlarse de lo que veía, y que lo hacía siempre desde un punto de vista subjetivo, es decir, desde su propio punto de vista.  ¿Hasta qué punto podemos considerar que lo que escribe es real o es su visión totalmente personal de algo que analiza según su propio carácter o la forma en que le educaron?

Una vez dejado claro que Juvenal no es una persona fiable para conocer el periodo histórico que vivió, y que cuya obra debemos leer, pero para reírnos como si fuésemos romanos, (puesto que ese es el objetivo real de sus poemas), vamos a analizar la frase.  Para eso hay que ponerla en contexto dentro de del texto al que pertenece (y no voy a entrar aquí a analizar la sátira completa, porque entonces se alargaría esta entrada demasiado y nadie la leería).




El texto que lo he puesto más arriba tiene varios puntos clave: 

- "Desde hace tiempo —exactamente desde que no tenemos a quien vender el voto": desde Augusto el sistema, mal llamado "republicano" (más bien habría que denominarlo oligárquico), ha dejado de funcionar como debía.  Ahora los puestos políticos y militares son elegidos por el César.  No hace falta que los patricios vendan su voto y busquen clientes, el voto ya no tiene valor y por lo tanto se ha dejado de utilizar.  

- "este pueblo ha perdido su interés por la política, y si antes concedía mandos, haces, legiones, en fin todo, ahora deja hacer": lógico, si ya el voto no tiene valor el pueblo pierde interés por la política, o al menos pierde interés por las elecciones políticas, que no por lo que ocurre a su alrededor, los problemas sociales y económicos.

Vamos ahora con la famosa frase, analicémosla:

- "pan y juegos en el Circo": 

* la primera parte es interesante: pan.  En Roma no había repartos de pan, nunca se repartió pan.  Lo que se repartía era el grano para hacer pan, pero no todo el mundo podía permitirse hacer, con ese grano, su pan, muchos hacían gachas, por ejemplo.  Hacer pan con el trigo conllevaba un gasto que muchos no podían asumir: moler el grano y hornearlo.  La gente más pobre que vivía en la calle o en las insulae no tenía forma de moler u hornear el pan, en las casas no había infraestructura (y menos en la calle). El grano había que llevarlo a un lugar donde fuese molido y horneado y para eso había que pagar.  Es decir, que comer gachas era lo único que podían hacer muchos y que comer pan era solo asumido por aquellos que recibían esta ayuda pero tenían el poder adquisitivo para transformarlo en pan.

* La segunda parte: juegos de circo. Aquí hay que hacer dos puntualizaciones que la gente normalmente no tiene en cuenta: 

    + Por un lado, que los juegos eran de circo, ¡¡no de anfiteatro!!.  Cuando habla de circo hay un concepto explicito: no son munera (así que ninguno de los espectáculos que se llevaban a cabo en el Coliseo. Ni gladiadores, ni venationes, ni cualquiera del resto de espectáculos que podríamos llamar "laicos", aunque yo prefiero llamarlos "marciales").  En el circo se llevaban a cabo los ludi, que eran espectáculos religiosos.  Los ludi se realizaban en honor a los dioses.  Juvenal habla de juegos en el circo, en latín se puede leer muy claro "circenses".  

    + La segunda puntualización, tiene que ver con el punto relacionado con las votaciones y la política.  Tras las transformaciones políticas con Augusto, cuando comienza el periodo llamado principado, el pueblo pierde el acceso a la política, pero no su derecho a quejarse.  Este derecho lo ejercía básicamente en dos lugares: el teatro y el circo. Curiosamente ambos relacionados con los ludi, es decir, lugares donde se llevaban a cabo celebraciones religiosas.  El circo (en este caso) era un lugar de encuentro entre el César que gobernaba en ese momento y el pueblo.  Era el mejor lugar donde el pueblo unido podía dar su opinión sobre cómo estaban funcionando las cosas a pie de calle.  En el circo era donde la gente le decía al César si pasaba hambre, si los impuestos los ahogaban, lo que fuera, cualquier queja.  En el circo era el lugar donde el César estaba en contacto directo con el pueblo, sin intermediarios. El circo era el termómetro económico, político y social con el que el César podía medir si su trabajo estaba siendo bueno o malo.




Volvamos a leer el texto otra vez:

"Desde hace tiempo —exactamente desde que no tenemos a quien vender el voto—, este pueblo ha perdido su interés por la política, y si antes concedía mandos, haces, legiones, en fin todo, ahora deja hacer y sólo desea con avidez dos cosas: pan y juegos en el Circo."



Conclusión: ese "pan y circo" no son diversiones, ahora lo podemos ver con otro punto de vista más crítico. En realidad tiene mucha más profundidad de lo que aparenta.  El pueblo "solo desea con avidez" no pasar hambre y que se respete las obligaciones que el César tiene para con ellos.


 

6 jul 2022

El mito se Dioniso en una fuente moderna.


A pesar de vivir en el siglo XXI la antigua Roma se palpa en el ambiente. Hoy he fotografiado está fuente en #miparaíso que evoca a Baco, dios mitológico de la antigua Roma.  
Los peces enroscados en la parte superior, el dios Baco de cuya boca sale el caño del agua, quizás imaginando que el agua que manará por su boca se convertirá en vino, y el pequeño cupido sujetando las riendas de dos tritones. Recuerdan vagamente el mito por el cual Dioniso secuestrado por unos marinos, que querían venderlo como esclavo debido a su gran belleza, sufrieron la furia del dios en altamar, y convertido en león, fueron los raptores obligados a saltar por la borda, convirtiéndose en delfines.