arqueología

A partir de #arqueonet2016... unas reflexiones.




Todos los colegas que han participado en el congreso de este sábado están colgando sus impresiones y sus crónicas, yo hace unos días colgué algo de información sobre mi participación, pero hoy quiero, después de estos días de resaca "congresera", haceros partícipes de algunas reflexiones que me han surgido a posteriori, dándole vueltas en la cabeza a algunos temas.

Somos muchos los espacios en internet, y cada vez más, dedicados a la divulgación.  Esto es un arma de doble filo, por un lado nos podemos encontrar con una saturación y que por este motivo perdamos visibilidad y la gente no nos lea, que al fin y al cabo es nuestro objetivo: el llegar a la mayor cantidad de personas.  En principio deberíamos evitar esta masificación de información, pero es complicado.  Pienso que es importante tener en cuenta que el público que suele leernos es el mismo, evitar repetir la información que se publica entre espacios también es complicado.... Si la red se satura la gente dejará de leernos, simplemente pasará los espacios esperando encontrar novedades, pero visualmente (es importante recordar que estamos en una pantalla y la imagen es importantísima) si nos repetimos no llegaremos a ser visibles.

Por otro lado, la proliferación de espacios es otro arma de doble filo.  Hay espacios buenos, espacios no tan buenos y espacios nefastos.  Hablando en la comida con Daniel Casado Rigalt imaginamos un mundo en el que "algo" velase por la calidad de los espacios.  Esto es también imposible y utópico puesto que la red está abierta a todo tipo de publicaciones.  Pero ¿y si existiese un sello de calidad?  Un distintivo que el lector reconociese y le garantizase que la lectura de ese espacio es correcta y no una "vulgarización" (de Mario Agudo muy bien traído).

Además creo que necesitamos un espacio de visualización, de nuevo saco el tema de que estamos creciendo y de que cada vez somos más.  Vamos a llegar a ser tantos que no nos vamos a poder reconocer entre nosotros.  Necesitamos un espacio común para todos nosotros. Donde estemos registrados y consigamos ser un bloque, donde podamos ponernos en contacto unos con otros para realizar colaboraciones y quién sabe cuantas actividades conjuntas.

Yo propongo crear una asociación de profesionales (importante esta palabra: profesionales, para evitar esa vulgarización) con un sello de calidad que demuestre nuestra "solvencia divulgativa", que nos mantenga unidos como colectivo, que nos de visibilidad y nos ayude a propagar la "palabra de Harris".


About María Engracia Muñoz-Santos

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.