actualidad

¿Cómo llegar a ser un gladiador?

Leyendo a mi amigo Fernando en su blog "El peregrino gris" se me ha ocurrido hacer esta entrada puesto que estoy estudiando el tema para mi trabajo de final de grado.  Gracias Fernando por inspirarme! ;)







No se si alguna vez te has preguntado que requisitos tendrías que haber cumplido en la antigua Roma para poder ser un gladiador y comenzar a hacerte famoso en ese mundo.  Muchos guías turísticos, cuando te muestran los anfiteatros, comparan, a pesar del anacronismo, el ser un gladiador famoso con el ser un futbolista famoso en la actualidad.  Yo cuando lo oigo siento un retortijón tremendo en el estómago, porque mientras unos se juegan un gol, los primeros se jugaban la vida.



Y es que para ser gladiador había que tener cierto "talento", por vocación o por obligación, pero sobre todo una suerte tremenda para poder sobrevivir a tu contrincante.

La ventaja de ser un gladiador en la antigua Roma es que te convertías en una inversión económica, desde el momento en que entrabas a formar parte de un ludus  mucha gente se preocupaba por ti, bueno, exactamente por ti no, más bien por el dinero que el gladiador iba a reportar al dueño del ludus.  Un gladiador era un desecho de la sociedad y en su mayoría, había excepciones, buscaban trabajo como luchador-matador por desesperación, muchos de ellos habían sido con anterioridad bandidos, atracadores o facinerosos y Roma no entendía de reinserción, así que ser gladiador podía ser una salida (a esa vida, o a la vida en general).



Una persona se convertía en gladiador por varias vías:

1. Por ser un criminal.- Sentenciado por los jueces, que curiosamente además, como élite de la sociedad, ellos mismos patrocinaban los espectáculos, así que en realidad se convertían en carne de cañón, o carnaza para el disfrute de los ciudadanos.  Si el juez que dictaba esta sentencia podía elegir entre damnantio ad bestias en las que el acusado se enfrentaba a las bestias y entonces terminaba descuartizado y devorado; o Damnantio ad gladium que consistía en morir por espada (gladius), es decir, luchando, aunque esto no tenía porque ser la salvación de su vida, porque a veces se ponía un plazo para que sirviese de divertimento pero en un plazo moriría igualmente; o también podía ser condenado a Damnatio ad ludos, es decir, a participar en los juegos, que sería el comienzo de la carrera de gladiador propiamente dicha.

2. Capturado durante la guerra.- Las campañas tenían como resultando la adquisición de prisioneros de guerra.  Se trataba de gente que ya sabía utilizar armas, muchos gladiadores reciben su nombre de prisioneros de guerra.  

3.  Esclavo.- Condenados en muchos casos por atacar a su propio amo o por ser desobediente o no aceptar órdenes.  Estos esclavos eran vendidos (bajo autorización judicial) al anfiteatro.

4.  Moroso.-  Una persona podía venderse a sí misma para poder subsanar deudas.

5.  Voluntario.-  La vida glamurosa del gladiador llamaba a voluntarios (auctorati).    Había de dos clases los quastus causa (por dinero) y los virtus causa (para demostrar sus habilidades), un ejemplo fue el emperador Cómodo.    En estos casos aparecían con la cabeza cubierta por un casco, luchando de extranjis, para que nadie supiese quien era, por la censura social.

6.  Por no ser ni tener nada de nada.- Muchos jóvenes salían del campo en busca de fortuna en Roma y desesperados terminaban apuntándose a los espectáculos, simplemente porque era una forma mejor de sobrevivir el mayor tiempo posible, mejor que viviendo en las calles como pordioseros.  En otros casos se trataba de soldados licenciados que no querían volver a reengancharse en el ejército después de haber sufrido una mili de 25 años.

7.  Por ser un "payaso".-  Ciertas personas como mujeres o enanos con ciertas habilidades podían ser una novedad en la arena y podían dar espectáculo.  Se convertían en primicias propias del marketing actual.



Los juegos daban riqueza, fama y redención personal a las personas adecuadas, a las que no lo eran  les daba la oportunidad de tener una muerte honorable.  Muchos gladiadores elegían esta carrera porque de todas formas iban a sufrir las mismas cosas en un futuro cercano.  A partir de que te convertías en gladiador ya nunca volverías a estar solo, un montón de gente se preocuparía por ti, por tu vida y sobre todo cuando estuvieses en la arena jugándote la vida.



MATYSZAK, P. "Gladiador".   Ed. Akal.


About María Engracia Muñoz-Santos

2 comentarios :

Con la tecnología de Blogger.