Egipto

El Nilo (parte I)






"Y lo que decían de su país me pareció exacto.  Pues es evidente para un hombre juicioso, sin haberlo oído decir antes, con solo verlo, que el Egipto a que los griegos llegan por mar es para los egipcios tierra adquirida y un don del río, [...]"  Heródoto.  Historias.  Libro II, 5.








Está claro que la topografía, la hidrografía, la climatología y la geología tuvieron una gran influencia en el nacimiento y desarrollo de Egipto. Su política, economía y cultura se deben en gran medida al río que atraviesa, de Sur a Norte, la geografía donde se desarrolló esta civilización. Se trata del río Nilo, una autopista rodeada de un vergel en medio del desierto que hizo posible la cultura que hoy conocemos como el Antiguo Egipto.

Detalle del papiro con el Capitulo 110 del Libro de los Muertos - Louvre - París



El río Nilo es el mayor río de África y el segundo más largo del mundo, unos 6.671km.  Nace en Uganda, en la Meseta de los Grandes Lagos.


Detalle del papiro funerario de Seramón - Bibliothèque Nationale de France


Los egipcios no llamaban al río "Nilo", en realidad esta es una palabra griega: Neilos (Νειλος), los egipcios llamaban a su río Hapy o Iteru (itrw) que simplemente significa "rio".




 Hapy


 Iteru


El Nilo era para los egipcios la vida, era como una gran autopista por la que circular y comunicarse, de la que además se alimentaban los campos. Las grandes ciudades y pueblos se construían a sus orillas y en ambos márgenes estaban las tierras de cultivo de las que la población vivía.

Detalle del papiro con el capitulo 110 del Libro de los Muertos - Louvre - París.


Para poder circular por él se utilizaban barcos, por ello no es de extrañar que ya en vísperas de la unificación de Egipto apareciese la vela.  El barco era utilizado para transportar al ejercito y también para que los funcionarios y recaudadores llegasen a todas las poblaciones del Nilo.  Por el río  circulaban sobre barcos, las piedras para las pirámides y los templos, o los alimentos como el vino, la cerveza, aceites y ganado.  Por él llegaban productos lujosos del Este de África o del Mediterráneo.  Era el medio por el que los comerciantes ambulantes viajaban y la gente podía trasladarse de un pueblo a otro pueblo, los sacerdotes transportaban las imágenes de los dioses de templo en templo o se trasladaba la momia del difunto desde este mundo al otro según sus creencias religiosas.  El Nilo era el centro y el eje de la vida de los egipcios.  

Maquetas de barcos - British Museum - Londres


Antes de que existiese la presa de Aswan, construida en 1970, por el Nilo se navegaba a una velocidad de 1 nudo, es decir, 1,85km/h durante la primavera, cuando las aguas eran más bajas, durante las inundaciones de otoño, la velocidad aumentaba a 4 nudos.  La mayor parte del año el viento soplaba de norte a sur, por lo que era posible navegar desde el Mediterráneo hasta la Primera Catarata, a unos 900km de distancia.  A pesar de que el Nilo carece de tormentas algunos barcos excesivamente cargados podían llegar a zozobrar a causa del viento.


Detalle del papiro - British Museum


Como ya he comentado, por esta gran autopista, circulaban embarcaciones, en gran número probablemente, y sus funciones eran variadas, transportaban hombres y mercancías y tenía una importante función económica, de recreo y ritual.

Barca en el British Museum - Londres

El barco egipcio se caracterizaba por tener una proa y una popa altas y tenía una cabina sobre el puente.  La vela era rectangular con dos palos, uno de los cuales sin amarraba con cabos a la popa.  Para navegar contracorriente o darle más velocidad se utilizaban remos.

Los tipos de barcos eran varios, según sus funciones:  Estaban, entre otras, las embarcaciones de recreo, destinadas para el entretenimiento personal de aquellos que pudiesen disponer de una por su elevado coste.  Solían ser de papiro y con vela cuadrada.  Después estaban las embarcaciones mercantiles, transportando pasajeros, tropas, ganado, productos manufacturados.  La embarcación real, en el Reino Antiguo los monarcas se hacían enterrar con dos o más embarcaciones cerca de las pirámides como parte de su ajuar funerario que era todo aquello que iba a necesitar para vivir en el más allá.  Barcas sagradas, donde el camarote era ocupado por el dios y popa y proa aparecían adornadas con la imagen de un dios o un animal sagrado.  Las barcas funerarias, que aparecen en numerosas pinturas de tumbas, era el medio por el cual el difunto surcaba las aguas del más allá, además se utilizaban para transportar al difunto desde una orilla del Nilo a la otra para proceder a su enterramiento en la necrópolis.  


Pintura mural en una tumba - Museo del Louvre



Sigue la segunda parte aquí.

About María Engracia Muñoz-Santos

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.