Arte de Grecia y Roma

El Espinario


Cuenta una leyenda del siglo XVII que Cneo Martius, un pastorcillo, llevaba un importante mensaje al Senado de Roma, con tal diligencia que no paró a quitarse una espina del pie hasta que no cumplió con su objetivo, por este motivo el Senado romano le homenajeó encargando esta escultura.



Se trata de un bronce del siglo I aC. De influencia helenística pero donde ya se ven los primeros pasos hacia el naturalismo realista que sería tan característico del arte romano posterior.  Algunos autores creen que son dos piezas unidas, por un lado el cuerpo y por otro la cabeza, el primero de época helenística, la cabeza  es posterior ya que el pelo en lugar de caer laterlamente,  por efecto de la gravedad al tener la cabeza ladeada, se queda como si la cabeza hubiese pertenecido a una escultura que estuviese en pie.


Sentado sobre una roca el niño aparece concentrado en sacarse una espina que tiene clavada en la planta del pie izquierdo.  Predominan las líneas recta de la pierda sobre la que descansa y se apoya y el angulo recto con el resto del cuerpo dando equilibrio a la escultura.  



Existen versiones posteriores:

- Estatua de Brunelleschi en la colección Uffizi (Florencia) que forma parte del Sacrificio de Isacco para el Baptisterio de Florencia (1401)



- Mármol en el Louvre:





- En Londres



- Catedral de León



Quizás te puede gustar leer:




.

About María Engracia Muñoz-Santos

2 comentarios :

  1. Disfruto tanto mi estancia en tu jardín, Ma. Engracia! . Me encantaría , si tu tiempo lo permite, refirieras la fuente sobre la leyenda del Espinario.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tus palabras. No puedo darte una fuente, es una leyenda, las leyendas no quedan por escrito, son de transmisión oral. Siento no poder ayudarte. Un saludo.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.