actualidad

Morir por amor: Eco y Narciso.


Eco era una ninfa de los bosques que se enamoró locamente de Narciso que era un apuesto joven. Tenía a todas las ninfas y doncellas locas detrás de él, pero Narciso siempre despreciaba el amor. Eco tampoco lo consigue y desesperada se retira a un lugar solitario dejando de comer hasta que dejó de ser persona para ser solo una voz lastimera, consumiéndose de pena.




Las mujeres, despreciadas por Narciso, pidieron venganza a los dioses y Némesis, en un día muy caluroso, después de una cacería, consigue que Narciso se incline sobre una fuente para clamar la sed. Al ver su rostro tan bello se enamora de si mismo en el acto, y se deja morir inclinado sobre su imagen. En el lugar de su muerte creció la flor que lleva su nombre, el narciso.



Eco llegó a desaparecer y se convirtió en una voz que repite las últimas sílabas de las palabras que se pronuncian, así nació el eco.

No os perdáis la historia cantada por Christina Rosenvinge, a mi me encanta:



Otros artículos sobre mitología en arqueología en mi jardín:



About María Engracia Muñoz-Santos

1 comentarios :

Con la tecnología de Blogger.