La entrada al anfiteatro Flavio. Los números sobre las arcadas.



Seguro que si has visitado el anfiteatro Flavio, el llamado Coliseo, en Roma, te has fijado que sobre algunas de las arcadas de la fachada exterior hay unos números en grafía romana, pero ¿sabes qué son y que significan?






El Coliseo tenía cabida para unos 50.000 espectadores (aproximadamente).  Algunos investigadores han calculado que unos 45.000 sentados y otros 5.000 en la parte superior que estarían de pie.  

A todas estas personas había que darles acceso al edificio de forma ordenada para evitar accidentes y además para hacerlo lo más cómodo y rápido posible.  

Estos números ayudaban a ello.  En realidad se trata del mismo sistema que se usa hoy en lugares donde va a haber una gran aglomeración de personas como los estadios, las plazas de toros o los campos de fútbol. 

El anfiteatro Flavio tenía a nivel de suelo 70 arcadas, numeradas del I al LXVI, las cuatro situadas en los ejes no tenían numeración, estos accesos estaban prohibidos al público.



En el momento de entrar cada uno debía llevar su tessera o entrada, en estos trocitos de cerámica aparecía el número de acceso, ese que aparece sobre las puertas.  Acto seguido se dirigía al maenianum o pasillo, estos también estaban indicados.


Hoy en día estos maeniana (plural de maenianum) son los mismos que recorremos para visitar el monumento.



Su utilidad real era doble: por un lado dar acceso al público, pero por otro, también, mediante  una galería múltiple, soportar el peso de la cavea, que era donde se encontraban los asientos para los espectadores.



A este último lugar, a tu asiento, se llegaba a través de un acceso transversal que partía de los maeniana, cuyo nombre es muy "gráfico", los vomitoria.



Comentarios

Entradas populares