Un poco de Panem et circenses

¿Sabías qué las palabras de Juvenal "Panem et circenses" nunca hicieron referencia a los espectáculos llamados "munera", sino a los "ludi"?




¿Cuál es la diferencia entre "munera" y "ludi"?


Los "munera" eran los espectáculos que protagonizaban venatores (por la mañana), ejecuciones y espectáculos variados (a mediodía) y gladiadores (por la tarde). NO eran espectáculos religiosos y comenzaron siendo un acto privado familiar para homenajear a un difunto.

Los "ludi" eran los espectáculos que protagonizaban las carreras de carros, banquetes públicos y las obras teatrales. SÍ eran espectáculos religiosos.

Los primeros al ser un acto privado era sufragado por el bolsillo del editor. Los segundos al ser un acto religioso eran sufragados por las arcas del Estado.

El problema está en que a veces el editor era el César (en los munera) y esto complica saber que era él el que sufragaba los gastos. Que mucha de nuestra información provenga de una fuente tan "imaginativa" como la Historia Augusta no ayuda a los investigadores.

Más diferencias: las luchas de gladiadores se realizaban en diciembre. Los investigadores han puesto este dato en relación con el final del ciclo anual: la muerte en diciembre y el renacer en enero.




Mientras que los ludi eran muy numerosos: Los Ludi Romani se celebraban en septiembre. En el 364 a. C. pasaron a, de un día a tres días. Augusto los multiplicó, pasando de 7 días a 65 días (13 para carreras de carros, 48 para obras teatrales).

Marco Aurelio los aumentó a 135 días. Alejandro Severo propuso la celebración de un espectáculo de gladiadores por mes durante todo el año, pero al final se concentraron los 12 días en diciembre.

En el siglo IV d. C. 176 días eran de celebraciones: 64 dedicados a carreras de carros, 102 al teatro y 10 en diciembre para gladiadores y venationes.

Además de todo ello había muera excepcionales y extraordinarios.



El circo (y por tanto los ludi) eran el lugar de concentración de la población, el único momento en que los romanos podían hacer llegar sus quejas al emperador. Sus quejas masivas, por supuesto.

Así que ojo, algunos investigadores creen que la famosa frase "Panem et circenses" del autor satírico Juvenal, no creen que haga referencia a una forma de "chupar del bote" de la población romana o una forma de mantener tranquila a la población con espectáculos pagados.Creen que, puesto que era el momento de exigir, manifestar e informar al emperador, las quejas de la población al completo, la frase haría referencia a la forma de obtener los derechos que creían alienados por el emperador, así que en realidad se trataba de dar al pueblo "pan y voz a la población (derecho político, a fin de cuentas)".

Comentarios

Entradas populares