Polifemo, la extraña elección para una pintura hogareña romana.

¿Sabías que el famoso fresco de Polifemo y Galatea es una restauración? Realmente el original no sabemos cómo era.




La pintura forma parte una pareja donde aparece Perseo y Andromeda. Las dos estaban en la llamada "habitación mitológica" en la villa de Boscotrecase.

Esta villa comenzó a ser excavada en 1902, pero en 1906 desapareció cuando de nuevo el Vesubio entró en erupción y la sepultó. Algunas de las pinturas de sus paredes sobrevivieron gracias a la compra del Museo Metropolitano de Nueva York, donde hoy están expuestas.

La pintura no fue encontrada así como hoy la conocemos, sino en 132 piezas rotas en el suelo. Hoy vemos una interpretación de los restauradores de principios de siglo.

La escena es muy curiosa. En realidad son dos escenas juntas, dos capítulos de la vida de Polifemo divididas por la roca.


A la izquierda Galatea mira a Polifemo que está guardando a las ovejas mientras toca la flauta de Pan, que lo pone en relación con este dios, por tratarse de un ser bárbaro, relacionado con la vida campestre, pastor y sin civilizar.


Imagen


Galatea, como su nombre indica, está representada con la piel completamente blanca, como la leche y no parece demasiado desagradada porque Polifemo la pone ojitos de enamorado. Bueno, sería ojito de enamorado, claro.

Imagen

En el lado contrario otra escena de la vida de Polifemo. El capítulo de su desventura con Odiseo.

Imagen
Está representado el momento en que el héroe desde el barco le dice que no se llama Nadie, que es Odiseo, el Cíclope entra en cólera y cegado por la lanza, lanza la piedra contra la embarcación. Curiosamente Odiseo no aparece.

Puesto que la figura central es Polifemo, es la de mayor tamaño y es el protagonista de las dos imágenes, podemos llegar a la conclusión de que es aquí el completo protagonista de la pintura. Una curiosa elección, desde luego, la del anti héroe Polifemo.

Comentarios

Entradas populares