¿Qué era lo que nunca podía faltar en una despensa romana?

Resultado de imagen de supermercados coronavirus

En vista de la locura que estamos sufriendo en los supermercados de nuestro país debido al coronavirus, y puesto que algunos están haciendo acopio de productos como si no hubiese un mañana, vamos a ver qué nos dicen las fuentes que nunca podía faltar a un romano de tomo y lomo en su despensa.  Así, si la cosa va a peor, lo podremos tener en cuenta.

Lentejas, tortas, vino, cereales, algo de ganado, vinagre y sal (Vegecio).  

¡¡Igualito que esos que cargan los carros con natillas!!

Y aquí os dejo la receta del bucellatum, por si queréis comer estos días algo típicamente romano o hacerlo con vuestros peques en casa.  

Resultado de imagen de bucellatum

Ingredientes:

2 tazas de harina de trigo integral
2 cucharadas de aceite de oliva
Olivas negras
Sal
Orégano
Ajonjolí
Agua templada

Modo de hacerlo:

Echamos la harina en un bol (yo guardo una poca por si hemos de añadir algo más después, ya que de la cantidad de agua dependerá que la masa quede homogénea).
Incorporamos, después, la sal a la harina, el aceite y el orégano. A continuación vamos añadiendo el agua templada y amasando, hasta que la masa se desprenda bien de las manos (si hace falta añadimos harina de la que habíamos reservado).
Troceamos las olivas en pequeños trocitos (como es normal, retirando los huesos) y los incorporamos a la masa. Continuamos amasando hasta que los ingredientes estén perfectamente conjugados.
Dejamos reposar la masa una media hora. Una vez pasado este tiempo tomamos porciones y con cada una de ellas hacemos una bolita para luego aplastarla y dejarla de forma circular (podemos ayudarnos de la boca de un vaso).
Espolvoreamos con el ajonjolí y metemos al horno precalentado a 250º C. de unos 10 a 12 minutos (o hasta que veamos que están doradas).

Fuente de la receta: "Hoy cocino yo" (http://anquefornes.blogspot.com/)
Foto: Museo de la Ciudad de Antequera

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares