Agripina

Locusta: un ejemplo de cómo no publicar Historia de Roma.

A raíz de una entrada de blog (que no voy a compartir aquí por nefasta y porque no se lleve más visitas de las que ya tiene) sobre la vida de Locusta, una envenenadora en la corte de Claudio y Nerón, y su supuesta muerte mediante la violación de una jirafa, voy  intentar hacer algo de justicia histórica y con este motivo escribo esta pequeña entrada sobre esta mujer.

He hecho una búsqueda en google y la protagonista de esta historia tiene varias entradas en blogs de pseudohistoria e incluso capítulos en libros, en ellos se repite la misma historia una y otra vez como si fuese un mantra, una historia inventada con incluso una leyenda urbana sobre su muerte por medio de una supuesta damnatio ad bestias que, como ya he dicho, comienza con una violación por una jirafa (¡¡pobre jirafa!!) y como a tal suplicio sobrevive terminan lanzándola a los leones. 

Un libro de estos que comento es el de una escritora llamada Susana Castellanos en su publicación titulada "Mujeres perversas en la Historia", habla del origen de Locusta, su niñez en la Galia, su vida en Roma, el asesinato de su marido.  La autora consigue llenar 3 páginas con una biografía totalmente inventada como veremos más abajo.  Además termina la historia de esta envenenadora de una forma que se repite hasta la saciedad en blogs, páginas web, wikipedia, etc etc etc, de esta forma: "Galba mandó que, amarrada, Locusta fuera públicamente violada por una jirafa amaestrada y posteriormente descuartizada por una jauría de leones", frase que atribuye a Apuleyo.



Lo cierto es que Locusta solo aparece en una fuente clásica, en los Anales de Tácito, así que Apuleyo ni la nombra y como veremos su final es totalmente desconocido y los datos biográficos que tenemos sobre esta mujer prácticamente ninguno.  

Deberíamos felicitar a Susana Castellanos por esa magnífica imaginación y animarla a seguir teniendo tantas ganas de vender libros a costa de inventarse historias.  Y desde Arqueología en mi Jardín invitamos a todos los que publican en la red que quieren visitas de forma rápida que vigilen de donde copian la información y revisen las fuentes, además de añadir bibliografía de peso, sobre todo si se trata de Historia Antigua y tenemos fuentes directas sobre los hechos.

Conozcamos a Locusta por lo que Tácito nos cuenta:

"Agripina, resulta al crimen desde hacía tiempo, solicita para aprovechar la ocasión que se le había presentado y sin necesitar intermediarios, reflexionó mucho sobre la elección del tipo de veneno, temiendo que uno de efectos rápidos e inmediatos pusiera al descubierto su crimen, y que, si elegía uno lento y de efectos retardados, Claudio, al llegar a sus últimos momentos y comprender el engaño, retornara al amor de su hijo.  Quería algo rebuscado, algo que perturbara la mente y aplazara la muerte.  Entonces elige a una experta en tales artes llamada Locusta, condenada hacía poco por envenenamiento y mantenida desde tiempo atrás entre los instrumentos de su poder.  Con el saber de esta mujer se preparó un veneno y se encargó de servirlo a Haloto, uno de los eunucos, que era quien solía llevarle las comidas a la mesa y probarlas.

Hasta tal punto se supieron después todos los detalles, que los historiadores de aquellos tiempos cuentan que el veneno se echó en un sabroso plato de setas, y que los efectos del tóxico no se notaron en un primer momento, ya fuera por la estupidez de Claudio, ya porque estuviera borracho." Anales XII 66,2.

"Como las amenazas de Agripina se hacían más agobiantes y como no se atrevía a acusar a su hermano de nada ni a ordenar públicamente su asesinato, lo organiza en secreto y manda preparar un veneno por mediación de Polion Julio, tribuno de la cohorte pretoriana, a cuyo cargo estaba una mujer llamada Locusta, condenada por sus envenenamientos y muy conocida por sus crímenes. Germánico recibió el primer veneno de sus propios preceptores, pero se libró de él al aflojársele el vientre, bien porque fuera poco activ, bien porque tuviese la propiedad de actuar enseguida.  Pero Nerón no soportó la lentitud de aquel crimen y llegó a amenazar al tribuno y a ordenar la muerte de la envenenadora aduciendo que, mientas hacían caso de rumores y se preocupaban de defenderse de ellos, estaban retrasando su seguridad.  Ellos prometen después que la muerte será tan brusca como si de le hiriera con una espada, y en la misma estancia del César se cuece una ponzoña rápida con venenos ya experimentados con anterioridad." Anales XIII 15,2. "

Hasta ahí su historia.  No sabemos cómo muere aunque Nerón amenaza matarla con su propio método, el veneno.  De esta mujer no se sabe nada más.  




About María Engracia Muñoz-Santos

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.