Chipre

Escarabeo de Marion y "que malos son los celos".


Sello-escarabeo de cornalina de Marion, Nicosia.

Heracles aparece arrodillado, con la piel de león.  Apunta con su arco a centauro Neso.

El monstruo, que está herido, intenta arracanrse una de las flechas envenenadas del costado. 

Mientras Deyanira, de rostro egipcio, corre hacia Heracles, huyendo de su enemigo moribundo hacia el que vuelve la cabeza.  Para poder correr más recoge la falda del vestido con la mano derecha mientras con la izquierda señala al centauro.

En la parte superior de la escena, a ambos lados de la cabeza de Deyanira, hay un símbolo egipcio anj y un halcón egipcio volando.  

Mezcla de estilo chipriota, egipcio, fenicio y griego.  Esta pieza está datada en el siglo VI aC.

Pero... ¿Cuál fue la historia de estos tres personajes?

Deyanira (Δηϊάνειρα) fue la tercera esposa de Heracles (Ἡρακλῆς).  Tras su boda la pareja tenía que cruzar un río Eveno, entonces Neso, un centauro, se ofrece a cruzar a la esposa. Mientras la trasladaba hacia el otro lado Neso intenta violarla y Heracles, enfurecido, dispara una flecha envenenada al centauro desde la orilla opuesta. Neso, agonizando, miente a Deyanira, le dice que recoja su sangre, contándole que esta le aseguraría que Heracles la amase para siempre.  Deyanira, que le cree,  guardará un poco.

Deyanira utilizará la sangre de Neso, untando la famosa túnica (la túnica de Neso) de cuero de su marido al sospechar que éste prefería la compañía de Yole.  Entrega las ropas a Licas, el sirviente de Heracles y este se las puso.  En cuanto se pegaron al cuerpo el veneno de la sangre del centauro penetró en su piel provocándole un dolor insoportable y una muerte lenta.  Heracles, enfurecido cogió de los pies a Licas y lo arrojó al mar.  Intentó entonces quitarse las ropas pero no pudo.  

Deyanira, al ver lo que había hecho se suicidó ahorcándose.  Heracles, presa del dolor y agonizando a causa del veneno, pidió ser quemado en una pira, muriendo voluntariamente.  El fuego quemó la parte mortal de Heracles quedando solo la divina, convirtiéndose de esta forma inmortal.



About María Engracia Muñoz-Santos

2 comentarios :

  1. M. Engracia, genial como siempre. Me encanta leerte !!!

    Un besote

    Mercedes

    ResponderEliminar
  2. Buenas, soy Jose y me ha gustado mucho tu blog. Lo seguiré a ver qué escribes y ya de paso te dejo el mío acabado de nacer: http://vikingshavecome.blogspot.se/ espero que le des una oportunidad ^^

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.