Egipto

Una huelga hace 3000 años


Durante el año 29 del reinado de Rameses III (XX Dinastía), hacia el 1166 aC, los obreros que construían las tumbas del Valle de los Reyes recibían con retraso la paga por trabajar así que decidieron hacer huelga y como no conseguían que sus reivindicaciones se oyesen no lo hicieron ni una, ni dos, sino hasta tres veces.




Los obreros de Deir el-Medina, lugar donde vivían los artesanos, obreros y escribas encargados de los trabajos en la tumba del faraón, tenían hambre. Egipto estaba en crisis y los problemas a lo largo de todo el país eran graves y cada vez mayores: intentos de invasión por parte de los Libios, ataques de los pueblos del mar y del norte, corrupción y mala administración de los recursos... El reinado de Rameses III terminó con una conspiración en la que su propia esposa estaba involucrada.




En ostracas encontrados en Deir el-Medina se detalla el pago a los obreros por cada día de trabajo: pan, cerveza, dátiles, verduras, agua potable, higos y carne en días especiales y fiestas, además también se les abastecía de vestidos, calzado, vasijas y herramientas. Un trabajador recibía al día 10 hogazas de pan y una medida de cerveza y si este tenía más categoría 500 hogazas de pan que podía intercambiar por otros artículos, los capataces recibían 72 sacos de cereales al mes y el resto de trabajadores 52.




En el papiro de "la huelga" de Turín se lee que la huelga empezó el día 10 del mes de Peret del año 29 de Rameses III por un retraso en una paga que debía hacer el Gobernador de Tebas Oeste. Este papiro está redactado por el escriba Amennakht y dice "Año 29, segundo mes de la segunda estación, día 10. Este día el bando cruzó los cinco muros de la necrópolis, gritando "¡Tenemos hambre" (...) y se sentaron a espaldas del templo de Tutmosis III en el límite de los campos cultivados". El escriba se dirigió al templo donde se almacenaba el grano y exigió el reparto de las raciones que tenían acaparadas los sacerdotes. Los días sucesivos invadieron el templo funerario de Rameses II lo que provoco un cambio en la actitud de los funcionarios y pagaron a los trabajadores las raciones correspondientes al mes anterior. Al día siguiente, reclamando la paga del mes en curso, se reunieron en la "fortaleza de la necrópolis" donde se encontraron con el jefe de policía que les prometió acompañarlos hasta el templo de Tutmosis. A las puertas del templo reclamaban lo que les debían. Cuando por fin les pagaron volvió la calma.




Pero no duró demasiado y a los 15 días los disturbios volvieron a empezar. Para empeorar las cosas además el visir Ta durante el Festival Sed retrasó los pagos otra vez. A partir de este momento comienan los robos a las tumbas reales y privadas ("Año 16, día 22 del tercer mes de la inundación. Interrogatorio de los hombres que se encontró violando las tumbas de Occidente de Tebas; acusación contra los cuales había sido formulada por Pwer'o, alcalde de Occidente de Tebas y Jefe de Policía adscrito a la gran y nobre tumba de millones de años del faraón (...)").

About María Engracia Muñoz-Santos

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.