Egipto

Tutankhamon como Nefertum

Dios Nefertum. Tumba de Ramses I.





Dice la tradición de Hermópolis sobre la creación:

"En el desconocido tiempo anterior al tiempo existían cuatro pares de dioses. Num y Naumet, Heh y Hauhed, Kek y Kauket y Amón y Amaunet, que vivían juntos en las aguas primordiales. De repente, con un chorro de energía creativa la Colina de la Llama emergió de las aguas. Un brote de loto surgió sobre la colina. Al abrirse, la flor dejó ver al dios sol en forma de niño."

Nefertum es el dios que lleva una flor de loto azul sobre la cabeza cuando es representado con su imagen humana. Su nombre significa "El Loto". Es el dios Atum o Ra el Joven que nace del interior del loto, emergiendo del mar primigenio.

Tenemos muchos ejemplos de Nefertum:


Rey-sol emergiendo del loto

Difunto metamorfoseado en loto. Capítulo 81 del Libro de los Muertos


Aunque para mi la más preciosa representación es esta escultura del Tutankhamon niño, tallada en madera, enyesada y pintada en caliente (lo que hace que los colores sean tan espectaculares). Mide 30cm de alto (flor incluida), pertenece al ajuar funerario del rey Tutankhamon, encontrado en su tumba en el Valle de los Reyes. XVIII Dinastía (aprox 1345 aC). Actualmente se encuentra en el Museo de El Cairo.






Representa al rey como dios Nefertum, encarnación del dios Sol al amanecer. La cabeza emerge de una flor de loto, que se cierra al anochecer y se abre al amanecer, así que es utilizada su representación como símbolo de la resurrección y el renacimiento.



Esta fue una de las primeras piezas que H. Carter encontró en la tumba de Tutankhamon (1922), en el corredor de entrada, curiosamente Carter no dio parte de ella y fue hallada el Servicio de Antigüedades ya en 1924 en la tumba de Ramses XI que servía de almacén a la excavación de Carter, embalada y metida en una caja de vino, los egipcios sospecharon que Carter la quería para sí, pero él siempre lo negó. Lo cierto es que en su diario de excavación no la menciona.

Que estuviese en el corredor puede ser porque los saqueadores que entraron en la tumba la cogiesen de dentro y la abandonasen en su escapada, pero antes la despojaron de las joyas que debía adornarla. No se han encontrado ninguna de estas, solo la parte posterior y el pasador del pendiente que colgaba de la oreja izquierda del rey y que como vemos en la imagen está perforada.

About María Engracia Muñoz-Santos

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.