Arqueología de Roma

Las letrinas romanas de Dougga (Túnez)















Las letrinas, nues
tros servicios en la actualidad, en la época romana eran lugares públicos, un sitio donde la gente se citaba y charlaban. Formaban parte de los edificios de las termas o se encontraban repartidas en la ciudad, ubicadas en las calles principales, dentro de las insulae, eran decoradas profusamente con mosaicos preciosos y sólo unos cuantos privilegiados podía tener en su domus agua corriente y por lo tanto su propia letrina.








Plano de las Letrinas de Dougga.






Las letrinas de Dugga, antigua Thougga (Túnez), Forman parte del complejo de las Termas de los Cíclopes, construidas en el s III, pero se piensa que el siglo II se utilizaba esta zona ya como letrina.

Se entraría a la letrina por una puerta de madera, como vemos en la fig 1 ha dejado en el quicio las huellas del sistema de cierre. También (antes,después o en ambos casos) se realizaría algo de higiene en la fuente Fig 2 y después se haría uso de la letrina en si Fig 3.


Fig 1. Puerta de entrada a las Letrinas.

Fig. 2 Fuente con agua para una mayor higiene.







Fig 3. Uso de la letrina





En un banco corrido se encontraban los orificios para situarse y realizar la necesidad fisiológica Fig 4.

Fig 4 Letrinas.


Una vez se terminaba la acción de defecar se utilizaban unas esponjas mojadas en agua Fig 4 para una total higiene personal. Estas esponjas eran humedecidas en agua que corría por el canal que aparece frente a la letrina y que se puede apreciar en la Fig 4


Fig 4. Bastón con esponja en uno de sus extremos.



El sistema de limpieza era el que aparece en la fig 5, pero como podemos apreciar en Dugga no hay ese hueco bajo el banco corrido donde se sitúan las letrinas, así que el agua era arrojada y desaguaría en un orificio situado en una de las esquinas Fig 6.









Fig. 5 sistema tradicional de limpieza




Fig 6 desagüe donde ibana parar las aguas fecales.


Nota curiosa: La persona necesitada de estos lugares sentaba antes a un esclavo allí donde pensaba aposentarse para que la piedra estuviese caliente y confortable.

About María Engracia Muñoz-Santos

8 comentarios :

  1. Ale, a hacer cacotas mientras comentaban la carrera del domingo :)

    ResponderEliminar
  2. impresionante..todos juntos a hacer aguas mayores!te imaginas?agg..

    ResponderEliminar
  3. Como tienes un cartel amenazante, te dejo un comentario no sea cosa que me caiga una maldición o algo por el estilo.Ay, me encanta esta entrada. Podrías poner enlaces directos a Facebook, así te compartimos y te difundimos mejor. :)

    ResponderEliminar
  4. So sorry, ya he visto el enlace para compartir!

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado el post. Lo voy a compartir con los seguidores de la cuenta de Facebook de la revista de divulgación histórica que coordino (www.facebook.com/stilus.revista). Gracias por tu labor de divulgación.

    ResponderEliminar
  6. Fantástico post! Muchísimas felicidades por la labor de divulgación! Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Magnifico artículo y muy didáctico. Lo del esclavo para calentar no lo sabía.
    Lo he compartido en nuestro grupo de Arraona Romana. Muchas gracias, es un blog muy interesante y del cual me surto de noticias.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.