Arte

Hacha elamita votiva

Las hachas votivas las podemos encontrar en la zona de Elam desde el III milenio aC. La iconografía se repite: la hoja sale de la boca de un animal salvaje y otro animal decora el cuello. A menudo aparecen estas piezas con el nombre del monarca y están realizadas con metales preciosos. No se trata de hachas para utilizar en batallar, eran signos de alto rango de los oficiales del ejército.




En este caso nos encontramos con un hacha del rey elamita Untash-Napirisha que dedica a las diosas Ishnikaraba y Kiririsha. Se encontró en el templo de Ishnikarab en el yacimiento de Tchoga Zanbil, cerca del gran zigurat consagrado por este mismo rey a Inshushinak y Napirisha. Se trata de una ofrenda hecha por el rey como agradecimiento a las diosas por sus victorias contra Babilonia poniéndose de esta forma bajo su protección.


Detalle del talón del hacha con jabalí


El rey Untash-Napirisha fundó Al-Untash Napirisha (hoy en día Tchoga Zanbil) situada entre Anshan y Susa. En el centro de la ciudad se encontraba el templo dedicado a la diosa Ishnikarab. A su lado, el rey, construyó otro templo dedicado a Kiririsha sobre un gran zigurat.

Detalle del león de cuya boca sale el hacha


El hacha representa a un león de cuya boca sale el hacha y sobre el talón del arma-herramienta aparece un jabalí, animales ambos muy típicos de la región. Sobre la hoja del hacha una inscripción con el nombre del rey: Untas-Napirisa.  Está realizada en plata y electro.  Fechada  entre 1340-1300 aC.  Hoy en día puede verse en el museo del Louvre, en el departamento de Antiguedades Orientales, sala Sully.

Detalle del hacha e inscripción


Inscripción que aparece en la foto anterior

Transliteración:

ú-I-un-tash-dingir-gal 

Traducción:

Yo (con sentido de propiedad) Untash-Napirisa

About María Engracia Muñoz-Santos

0 comentarios :

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.